Menor de edad para RFC

Si eres menor de 16 años y estas comenzando a trabajar, debes expedir un comprobante fiscal o deseas aperturar una cuenta bancaria, es requisito indispensable que realices el trámite para tu RFC. Es un proceso sumamente sencillo y rápido, que puedes realizar vía web o en tu oficina SAT de preferencia. Los pasos a seguir y requisitos que necesitas te los presentamos a continuación:

  1. En oficinas SAT: Si deseas realizar el trámite directo en una oficina SAT, los requisitos que necesitas son los siguientes:
  • Copia de cédula de identidad personal o certificada del acta de nacimiento.
  • Escrito libre con la voluntad de inscribirse al Registro Federal de Contribuyentes (FRC).
  • Comprobante de domicilio fiscal.
  • Identificación oficial.

Una vez tengas los requisitos deberás agendar una cita en la página web: https://citas.sat.gob.mx

  • Una vez pidas tú cita el sistema te indicará el día y hora a la cual debes acudir.
  • Acude el día pautado con toda tu documentación y ¡LISTO! El proceso es bastante rápido y sencillo.

NOTA:Recuerda que por ser menor de edad deber acudir con tu padre, tutor o representante  legal, ellos cumplirán las obligaciones fiscales.

  1. Si decides realizar la solicitud de tu RFC vía web solamente necesitaras tu CURP.

 

¿Cómo inicio el trámite?

  • Primero debes ingresar a la página web: https://www.gob.mx/

Menor de edad para RFC

  • Debes dar click en la pestaña de “Tramites”, luego seleccionar la opción “impuestos y contribuciones” y seguidamente debes seleccionar la opción “RFC”, como te mostramos a continuación:
  • sacar rfc menor de edad
  • Seguidamente, deslizas la barra que aparecerá a mano derecha, buscas el apartado “Inscripción en el RFC de personas físicas menos de edad a partir de 18 años” y le das

Menor de edad para sacar su RFC

  • Una vez ingresas al sistema, conseguirás de manera detallada todos los pasos que deberás seguir para registrarte en el RFC y ¡LISTO!

Como pudiste ver sacar el RFC para un menor de edad, es un proceso que no te llevara mas que unos minutos y lo mejor de todo es que se puede hacer totalmente en linea, bastante cómodo y sin complicaciones, te invito a dejarnos tus dudas en los comentarios y con gusto estamos para apoyarte en el proceso.

Imprimir RFC persona física sin actividad económica

Imprimir RFC persona física sin actividad económica

Me llama muchísimo la atención el que una campaña mediana de Internet creada por una institución pública haya tenido tanto éxito. Digo esto porque desde el año 2013 el Servicio de Administración Tributaria se ha dedicado a difundir que a través de su sitio web oficial es posible obtener el RFC de forma ágil y precisa.

Muchos todavía tienen la creencia de que el Registro Federal de Contribuyentes, es un documento que sólo deben de sacar aquellas personas o empresas que estén involucradas de alguna u otra manera en alguna de las esferas económicas del país.

En el caso de los ciudadanos, se les agrupa de acuerdo a la cantidad de ingresos que reciben. De esa forma puede haber trabajadores asalariados o bien aquellos que decidan emprender un negocio por su cuenta.

Las personas físicas son muy importantes dentro del sistema financiero mexicano, pues es gracias a ellos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha podido impulsar distintas iniciativas en pro de la calidad de vida de los ciudadanos.

Hoy vamos a decirte cómo puedes imprimir RFC persona física sin actividad económica. Para empezar, es conveniente mencionar que esta categoría muy poca gente la conoce.

De acuerdo con el Código Fiscal vigente cualquier persona mayor de edad está en posibilidades de solicitar su RFC con homoclave de manera rápida y gratuita, para inscribiéndose por Internet.

He visto jóvenes que anhelan calcular el RFC con homoclave, no porque quieran pagar impuestos, sino porque les sirve como un documento de identificación o para completar algunos trámites con ciertas empresas privadas.

Por ejemplo, el ahorro es un tema que preocupa a las nuevas generaciones. Hoy en día la mayoría de instituciones bancarias te otorgan una tarjeta de débito con que tan sólo les enseñes tu RFC.

Inscribirse es muy fácil y rápido. Únicamente debes abrir tu navegador de Internet y entrar a www.sat.gob.mx y luego acceder a la pestaña “Trámites” para poder llegar al menú de RFC (preinscripción).

Debes llenar cada uno de los espacios que estén marcados con un asterisco, pues estos campos son obligatorios y si no tienen información, automáticamente el sistema te impide que pases a la siguiente pantalla.

En el instante en el que coloques tu dirección fiscal, trata de añadir el nombre de las calles que hacen esquina con tu domicilio, esto ayudará al personal del SAT a localizar tu casa de una forma mucho más efectiva.

Al terminar de completar el formulario, presiona el botón de enviar y espera hasta que llegue tu número de folio para que puedas recoger tus documentos. El día de tu cita da de alta tu contraseña para poder realizar trámites en línea y listo.

Con ella tendrás la oportunidad de imprimir RFC desde la comodidad de tu casa, puesto que desde hace años el SAT permite que se hagan impresiones de la Cédula de Impresión Fiscal utilizando hojas de papel bond blanco tamaño carta común y corriente.

Nuestro único tipo es que al imprimir tu RFC con homoclave, lo hagas a color pues los datos se aprecian mejor que en escala de grises.

Consultar RFC en una página de Internet

Consultar RFC en una página de Internet

Las personas desean soluciones rápidas a todos los problemas que se les presentan en la actualidad. Por ejemplo, quieren que los trámites gubernamentales sean más fáciles de llevar a cabo.

Por suerte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público escuchado a los mexicanos y ha creado el portal del SAT en donde es posible inscribirse de una forma rápida y fácil dentro del Registro Federal de Contribuyentes.

Vale la pena mencionar que antes de que las personas pudieran calcular el RFC en el sitio oficial de la SHCP, varias personas independientes a este sistema se dieron a la tarea de generar plataformas gratuitas en donde la gente pudiera obtener esa combinación de números y letras.

Algunas de estas resultaron en verdaderos timos, pues en lo que se refiere a la homoclave se obtenía una mezcla de caracteres incorrecta. No obstante, siguen existiendo páginas en donde es muy seguro llevar a cabo una consulta de RFC, pues cuentan con los conocimientos necesarios para brindarte la mejor atención sin que tengas que ingresar a la web gubernamental.

La base de datos tanto de Personas Físicas como de Personas Morales se actualiza frecuentemente incluyendo a los nuevos contribuyentes y dando de baja a los que ya fallecieron. Obviamente esto último sólo se puede realizar si los familiares de la persona que falleció, se acercan a la oficina tributaria más cercana a su domicilio acompañados de documentación oficial del finado. En este caso, basta únicamente con presentar una copia certificada del acta de defunción.

Si quieres consultar RFC en una página de Internet que esté vinculada al Gobierno Federal, tienes dos opciones distintas para hacerlo. Puedes entrar a www.sat.gob.mx o a www.gob.mx.

Hemos tenido la oportunidad de charlar con varias personas y la mayoría nos han dicho que prefieren ingresar al primer link que te dejamos en el párrafo anterior, pues el entorno de la página es mucho más sencillo de entender y por lo tanto esto hace que la navegación dentro de esa web sea mucho más fluida.

Si tú como ellos quieres consultar tu RFC de esa manera, por favor presta atención a las siguientes indicaciones, ya que te permitirán realizarlo en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando ya estés en la página de inicio, haz un clic sobre la palabra “Trámites” de modo que el sistema te envíe a la pestaña en donde se pueden llevar a cabo la totalidad de trámites en línea que te ofrece esta plataforma. Después por la flecha del mouse sobre la columna “Servicios” y da clic sobre el enlace de “Acuses de RFC” para que posteriormente puedas llenar los datos que se te solicitan.

En el primer renglón es necesario que coloques tu RFC con homoclave sin espacios y de preferencia dejando activada la tecla de “Bloqueo de mayúsculas”, pues esto hace que el sistema ubiqué tu CIF de una manera más veloz y precisa.

Luego en el renglón de abajo tendrás que poner tu contraseña. En el supuesto de que la hayas olvidado, puedes recuperarla usando tu dirección de e-mail o poniéndote en contacto con alguno de los asesores del SAT.

Únicamente resta dar clic en el botón de “Enviar” y terminar con ese proceso.

Recientemente la página del SAT está sufriendo algunas modificaciones, por lo que te dejamos el link directo: https://rfc.siat.sat.gob.mx/PTSC/RFC/menu/?opcion=4

SHCP RFC

Una manera fácil y segura de obtener el Registro Federal de Contribuyentes consiste en ingresar a la página oficial del SAT e iniciar la metodología necesaria para quedar dado de alta ante Hacienda.

A este procedimiento se le ha abreviado como SHCP RFC. No todos los individuos que se ven en la necesidad de cumplir con esta obligación, deben reportar sus actividades fiscales, puesto que tal vez se trate de menores de edad o de personas que no trabajan, pero necesitan cumplir con esta diligencia como complemento de otra documentación.

Desde luego, si la persona en cuestión quiere iniciar estos trámites con la idea de en un futuro próximo imprimir el RFC, consultarlo o empezar a trabajar en una organización lícita, debe revisar lo antes posible la guía de derechos y obligaciones que el SAT tiene en su web.

A primera vista, el conseguir el RFC con Homoclave, no le trae ningún beneficio a las personas que aún no comienzan a laborar formalmente, puesto que para ese momento aún no reciben ninguna clase de remuneración y por tanto no deben pagar ni un solo impuesto.

No obstante, si revisamos las estadísticas que tienen que ver con la puesta en marcha de nuevos negocios, nos daremos rápidamente cuenta que, en la última década, el número de microempresas ha aumentado sustancialmente. Esto obedece a que precisamente las políticas del Servicio de Administración Tributaria, se han ido adaptando a los nuevos tiempos, permitiendo el que cada día más jóvenes piensen en abrir su propia compañía, en vez de trabajar para otros.

De hecho, son muchas las instituciones de educación superior que ya cuentan con programas de desarrollo de ideas, a los cuales se les conoce regularmente con el nombre de “incubadoras”.

Este modelo a grandes rasgos consiste en que la universidad te presta un pequeño capital para que puedas poner tu idea en funcionamiento y posteriormente evaluar si ésta cuenta con el potencial para convertirse en un negocio de éxito.

Si todo resulta como se planea, la universidad cobrará un porcentaje de tus ventas, hasta que la deuda original haya sido saldada.

Pongamos otro ejemplo. Supongamos que lo que deseas es ofrecer un nuevo tipo de fertilizante orgánico. En ese sentido, lo primero que deberías hacer sería acercarte a ciertos proveedores de materia prima, puesto que tu negocio no correspondería al sector primario, sino al de desarrollo de productos.

En el momento en el que te pusieras en contacto con cualquiera de estas empresas, te solicitarían forzosamente copia de tu Cédula de Identificación Fiscal.

¿Qué pasa si por algún motivo olvidé avisarle al SAT que acabo de iniciar actividades en mi nuevo negocio?

No pasa absolutamente nada. Ese es un problema de los más comunes que se les presenta a quienes tienen poco tiempo como “Personas Físicas” y que tomaron la decisión de empezar un negocio por su cuenta.

Lo que se debe hacer en estos casos es utilizar el servicio del chat de la página del SAT para que ahí te digan cuando pueden atenderte en el centro de servicio más cercano a tu domicilio.

Durante tu visita, el ejecutivo anotará la fecha exacta en la que tu negocio comenzó operaciones.