RFC Genérico

El RFC genérico también es conocido como RFC público en general(XAXX010101000) y el RFC genérico para extranjeros es este XEXX010101000, pero lo abordaremos en este mismo artículo un poco más abajo, primero decir que el RFC es una clave alfa numérica que le sirve al Gobierno Federal para conocer con total certeza cuál es la cantidad de recursos económicos que un ciudadano o empresa le van a devolver a través del año fiscal.

Asimismo, el organismo público encargado de su emisión es que el Servicio de Administración Tributaria, una entidad que surge gracias a que fue creada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

RFC Genérico

Los contribuyentes se dividen en dos grandes conjuntos: Las Personas Físicas, en donde se encuentran todos los individuos que de alguna u otra manera obtienen un beneficio económico por las actividades que realizan dentro de los centros de trabajo.

También hay ciudadanos que se manejan por su cuenta, a estos se les conoce como “independientes” y se distinguen por laborar con el modelo de “honorarios”.

De igual forma, existen quienes abrieron su propio negocio. Esta clase de contribuyentes es una de las que más le interesan al SAT, ya que son las pequeñas empresas quienes ayudan a reactivar la micro-economía, al generar puestos de trabajo fijos.

Por su parte, las Personas Físicas son las compañías que pudieron entrar al mercado, debido a inversiones de capital privado. Un alto porcentaje de estas empresas, se encuentran conformadas por consejos. Es decir, hay una junta directiva que es la que se encarga de tomar las decisiones y por lo tanto definir el rumbo que va a seguir la compañía.

Otra definición del Registro Federal de Contribuyentes es la que lo identifica como una herramienta que utiliza el fisco para llevar un control sobre todas las operaciones basadas en acciones económicas que se llevan día a día en nuestro país, ya sea llevadas a cabo por connacionales o bien por extranjeros.

El SAT se encarga de vigilar las mercancías que entran y salen, puesto que la gran mayoría de ellas deben pagar aranceles.

Hace poco más de tres años, se cambió la normativa en relación a la expedición de comprobantes fiscales digitales (también conocidos por sus siglas como CFDI).

La conformación básica de los elementos del RFC con Homoclave es la siguiente:

  • La letra inicial y la primera vocal interna del apellido de tu papá.
  • La letra inicial del apellido de tu mamá.
  • La inicial de tu primer nombre.
  • La fecha de tu nacimiento comenzando con el año, después con el mes y al finalizar con el día, hasta que se coloquen seis dígitos (dos para cada porción de la fecha).

Hasta este punto, el cálculo de RFC es exactamente igual al sistema que tiene el RENAPO al momento de generar la CURP.

Esto sucede porque ambos instrumentos de identificación unipersonal e intransferible, surgen a partir de que el ciudadano presenta un documento probatorio de identidad (acta de nacimiento, carta de naturalización o documento de situación migratoria).

De hecho, si estás pensando en obtener el RFC en las oficinas del SAT, tendrás que llevar además de la documentación mencionada en el párrafo anterior, una identificación oficial con fotografía que se encuentre vigente (credencial para votar expedida por el IFE/INE, cédula profesional, pasaporte, cartilla del servicio militar nacional etc.).

En lo que sí se diferencia completamente de la CURP, es que para calcular el RFC se necesita crear una Homoclave.

La Homoclave se acomoda en los últimos tres espacios del código que te identifica dentro del fisco. Son elegidos de manera arbitraria, ya que el objetivo principal es que se evite la existencia de registros que se pudieran duplicar.

Por eso, el tiempo de espera de quienes solicitan el RFC gratis por internet puede llegar a ser a veces hasta de 10 días hábiles.

El pre registro para poder obtener tu Cédula de Identificación Fiscal se puede realizar ingresando al portal oficial del Servicio de Administración Tributaria. Es posible acceder a él desde cualquier parte del mundo, a cualquier hora del día (a menos de que el sitio se encuentre en mantenimiento).

RFC Genérico para Público en General

RFC Genérico para Público en General

Todos aquellos que ya cuenten con su CIF, sabrán que el RFC genérico para público en general, únicamente se puede utilizar en ciertas situaciones específicas.

Por ejemplo, supongamos que estás haciendo una transacción con una persona y al momento de solicitarle su RFC para hacerle entrega de su factura, te das cuenta de que aún no se ha dado de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Lo mismo sucede con algunas “personas Morales” que, por una situación en particular, no cuentan con su RFC propio y por lo tanto deben utilizar un genérico.

Estos entes económicos, la ley los considera como “público en general”.

¿Cual es el RFC Generico?

El RFC generico, se conoce también con el nombre de RFC para público en general. Entre sus usos más cotidianos destacan las ocasiones cuando se utiliza en transacciones directas con contribuyentes que no piden la emisión de una factura electrónica, pues no les interesa concluir con ese trámite.

A partir del año 2015, se dio a conocer en la web cuál era la conformación del RFC generico SAT, para que cualquier persona que quisiera ocuparlo, sólo tuvieran que ingresar al portal oficial y ver cuál es el acomodo de los números y letras que lo conforman.

Una de las diferencias que tiene que estar clave con respecto a las CIF que se entregan en ventanilla o por Internet, es que no hay un RFC generico persona fisica y un RFC generico persona moral, aunque es una realidad que se utilizan distintas claves, si las operaciones se van a realizar en territorio nacional o en el extranjero.

La llegada del RFC generico Mexico disponible para consultarse en la web, ha hecho que las comunicaciones electrónicas en el territorio nacional aumenten.

Algunos piensan que cada año cambia la conformación de esta clave, es decir, que existe un RFC generico 2019, cuando lo cierto es que ésa herramienta no funciona de ese modo, pues no hay ningún motivo para modificar esa clave alfa numérica.

¿En qué casos se utiliza el RFC genérico?

Con el propósito fundamental de sintetizar la información relacionada con el RFC generico del SAT, nos limitaremos a decir que éste se puede utilizar fundamentalmente en dos situaciones:

Primera situación: En el caso de que la organización o persona elabore una factura electrónica global, o sea, un documento en donde se agrupen dos o más operaciones fiscales llevadas a cabo con el público en general.

Reiteramos, el RFC generico publico en general SAT, sólo entra en funcionamiento cuando el individuo u organización compradora no se encuentran dadas de alta en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y, por consiguiente, aún no cuentan con su RFC con Homoclave.

La conformación del código que se usa en estos casos es: XAXX010101000, sin importar el Régimen de Incorporación Fiscal en el que se encuentren escrito el ciudadano o la compañía

Segunda situación: En un mundo cada vez más globalizado, se debe tener en cuenta de que el comercio con otros países es una cuestión que tarde o temprano casi todas aquellas personas o empresas que ofrezcan productos y/o servicios tendrán que realizar.

En este caso, las facturas electrónicas globales que se le entreguen a ciudadanos u organizaciones procedentes de otras partes del mundo, irán acompañadas de este código XEXX010101000, es decir, el RFC generico para extranjeros.

RFC Genérico para clientes del extranjero

RFC Genérico para clientes del extranjero

La llegada de manera masiva del Internet tanto casas como a negocios en México, ha permitido el incremento de operaciones financieras, ya que ahora es posible realizar transacciones sin tener que salir del hogar o del sitio de trabajo.

Una de las preguntas que se repite con mayor frecuencia en los foros del SAT, es la que tiene que ver con el hecho de que la gente desea conocer cuál es el RFC generico de extranjeros.

Checando lo referente con el RFC generico extranjero 2019 en el portal del SAT, pudimos enterarnos de que este instrumento se usará sólo cuando se tengan facturas electrónicas globales y que, en la base de datos nacional, no se tengan registrado un RFC con Homoclave de la persona o de la empresa que está llevando a cabo esta operación.

¿Cual es el rfc generico para extranjeros?

El RFC generico extranjero es casi igual al RFC generico nacional.

El elemento diferenciable es que en la casilla en donde va la letra “A” en el RFC para el público en general que vive y tiene sus negociaciones en México, se pone una letra “E” quedando de esta forma: XEXX010101000.

Eso nos remite de inmediato la creación de la CURP para quienes nacieron en otras naciones, pero que hoy en día viven legalmente en nuestro país.

En su clave personal, en vez de poner la abreviatura del estado de la República Mexicana en donde fueron registrados, se escribe “NE”, que significa Nacido en el Extranjero.

Si deseas obtener tu Clave Única de Registro de Población y cuentas con tu documento de situación migratoria en regla, lo único que debes hacer es dirigirte a las oficinas del Instituto Nacional de Migración.

No obstante, si lo que deseas es darte de alta en el SAT, lo mejor es empezar con el proceso de registro en línea.

– Utilizando el navegador de tu preferencia ingresa a la página www.sat.gob.mx y luego haz clic en la palabra “Trámites” que se encuentra en la barra de herramientas horizontal del portal.

Sigue los pasos que te indica el sistema para que tu información personal sea enviada directamente a las oficinas de este organismo gubernamental, ya que solamente así podrás conseguir tu CIF.

Este trámite es gratuito. Si algún funcionario de esta dependencia intenta cobrarte, denúncialo ante las autoridades.

El día que recojas tu documentación en la oficina que te corresponda (Recuerda que esta elección se hace en base al lugar en donde vives), no olvides llevar tu pasaporte y tu documento de situación migratoria.

Desde luego, si únicamente vas a realizar operaciones esporádicas en México, lo que más te conviene es pedirle a la persona con la que estés haciendo la negociación que elabore tu factura electrónica usando el RFC generico SAT.

RFC Genérico para facturar SAT

RFC Genérico para facturar SAT

El RFC genérico para facturar SAT se debe usar en el momento en el que se vayan a efectuar una operación directamente con el público en general.

A este respecto, se debe tomar en consideración lo siguiente, ya que la expedición de comprobantes podrá llevarse a cabo de la siguiente manera:

  • Cuando se haga entrega de comprobantes impresos. En este caso, el dueño del establecimiento deberá generar un original y una copia. Otro requisito indispensable es que debe ser visible el número de folio consecutivo. Una vez concluida la transacción, la copia fotostática le debe ser entregada al cliente, en tanto que el original deberá ser preservado por el vendedor, pues será solicitado por las autoridades fiscales.
  • Comprobantes que sean copia de la parte de los registros de auditoría de máquinas registradoras. En ellos debe mostrarse el importe total de las operaciones que se hayan realizado. También se debe vigilar que estos registros ostenten un número consecutivo, así como el total de la venta diaria. Estos documentos deberán ser firmados por el contador de la organización (si es que esta cuenta con ese tipo de personal) o si no por el dueño de la compañía y/o representante legal.
  • No hay que olvidar que no todos los regímenes fiscales son iguales. Por lo tanto, habrá ocasiones en las que los requisitos no sean tan exigentes como en el inciso anterior.
  • Aquellos comprobantes que hayan sido generados en equipos creados específicamente para llevar un registro de operaciones con el público en general. Desde luego, esto si se cumplen las siguientes condiciones:
  • Que la empresa tenga a la mano un sistema de registro contable electrónico, que le brinde la posibilidad de saber de manera correcta el valor total de las ventas que se llevaron a cabo en un solo día y que se hayan realizado con el RFC generico mexicano. De igual manera, se debe especificar el porcentaje de impuestos de cada operación.
  • Dichos equipos señalados en el párrafo anterior, deben tener estos requisitos. Poseer un dispositivo que sea capaz de sumar el valor de cada venta y/o transacción realizada en el día, así como ser capaz de trasladar el porcentaje que le corresponde al SAT por concepto de impuestos. Permitir el acceso directo a las autoridades fiscales a esta aplicación, para que puedan llevar a cabo las consultas que requieran sin que exista ningún tipo de impedimento. Poder emitir comprobantes tal y como lo señala el Código Fiscal vigente. Poder sumar el total de las ventas diarias, de modo que también se lleve un registro global, para tener un control eficiente al final de cada mes.

Para el caso de que la emisión de facturas electrónicas, en donde se vea claramente que se efectuaron operaciones con el RFC generico SAT 2019, los contribuyentes tendrán la oportunidad de emitir esta documentación del SAT o en su defecto al proveedor de las facturas, de acuerdo a lo que corresponda en cada caso.

La única condición es que la entrega de cada factura se haga como máximo 72 horas después de que fue emitida. No importa si esto ocurrió con una venta diaria, semanal, mensual o bimestral.

De igual forma, en las facturas digitales de índole global, se tendrá que separar el monto total del impuesto al valor agregado (IVA) y del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS). Este último se para cuándo se venden o importan combustibles, bebidas alcohólicas o tabaco.

Al ser un impuesto que entra dentro de la categoría “especial”, los contribuyentes no están obligados a pagar lo, sino que lo deben trasladar directamente a sus clientes.

Los pagos se deben realizar de forma mensual, teniendo como plazo límite el día 17 del mes siguiente al que se realizaron las operaciones. Las cuotas se pueden actualizar cada vez que así lo considere el Servicio de Administración Tributaria.

En estos casos es cuando se utiliza el RFC generico exportacion.

RFC Genérico en factura 3.3

RFC Genérico en factura 3.3

En este espacio te vamos a decir cuál debe ser el llenado correcto del RFC genérico en factura 3.3. En el instante en el que se genere un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), es imperativo hacer una serie de especificaciones en cada uno de los campos que se incluyen en la factura 3.3.

En los párrafos siguientes revisaremos cada sección con detenimiento:

Debe contar con un número de serie, que es utilizado por el contribuyente, a fin de poder llevar un registro interno de las operaciones que realiza. En este campo se podrán colocar hasta 25 caracteres alfa numéricos.

El folio interno también lo asigna el contribuyente y pueden tener un número máximo de 40 caracteres.

La fecha y la hora de la expedición del CFDI se debe expresar comenzando por el año en formato de cuatro dígitos, el mes en dos dígitos y el día en dos dígitos. Ahora bien, en cuanto a la hora, es importante que se coloquen hasta los segundos.

Se debe incluir un sello digital, ya que éste sirve como si fuera la huella digital del emisor o en dado caso su firma. También es muy importante que se especifique la forma en la que se realizará el pago de dicho comprobante.

Es de suma importancia mencionar que en las facturas globales en donde se haya utilizado el RFC generico extranjero persona moral como para persona física, únicamente se deben incluir las transacciones de lo que ya haya sido pagado.

El número de certificado es el dígito que identifica al certificado del sello digital del emisor. Éste lo puedes localizar en el comprobante fiscal del sistema que utiliza el contribuyente para poder entregar CFDI.

Por cierto, otro punto que no se debe olvidar es el del “certificado”. Éste concepto hace referencia al contenido del certificado del sello digital del emisor y en él se encuentra el sistema que éste utiliza para entregar comprobantes fiscales.

Llegamos a la sección del Subtotal, en donde se debe apreciar la suma de todos los importes. Cabe señalar que en este sector no está permitida la colocación de números negativos.

En este apartado se deben colocar los decimales que soporte la moneda con la que se hizo la transacción. En el caso de México, esto es de dos cifras. Sin embargo, pueden llegar a ocurrir distintas situaciones con el uso del RFC generico proveedor extranjero. El importe total del subtotal debe ser igual a la suma de los importes individuales.

Los contribuyentes pueden llevar a cabo un descuento, siempre que así lo consideren. No obstante, si lo desean aplicar en una factura digital, lo deben integrar justo después del subtotal, es decir, antes de que se abra la deducción de impuestos que corresponde.

La denominación de la moneda se debe especificar siguiendo las bases de la norma ISO 4217, en la cual se establece que para el peso mexicano le corresponde MXN.

Por otro lado, en la validación que tiene que ver con el tipo de cambio se debe verificar en el portal oficial del SAT, en el apartado de procedimientos para generar la clave de confirmación y para parametrizar los rangos máximos aplicables.

En el total, se pondrá la suma del subtotal, menos los descuentos aplicables, y la suma de los impuestos. Una vez más te recordamos que si por alguna circunstancia, los valores obtenidos al final son negativos, no podrás emitir la factura electrónica.

También es obligación del contribuyente registrar el código postal de la región en donde se llevó a cabo la expedición de este comprobante (no importa que sea una sucursal de la casa matriz). Con esta acción se está dando cumplimiento al requerimiento de señalar el domicilio y lugar de expedición del comprobante al que se refieren las fracciones uno y tres del artículo 29 del Código Fiscal de la Federación.

Algo que tampoco se debe olvidar es la “confirmación”. En ella se debe registrar la clave única e intransferible que se le entrega a los proveedores de certificación de CFDI o el SAT a los usuarios para que puedan expedir el comprobante con importes o el tipo de cambio fuera de los rangos establecidos.

En el “Tipo Relación” se debe colocar la relación existente entre el comprobante que se está generando en ese momento y los otros previos, pues recuerda que hay un registro global.

Por otra parte, debes registrar el folio fiscal (UUID) de ese comprobante, con uno que tenga relación directa.

Llegamos ahora al “Nodo emisor”. En esta sección tal y como su nombre lo indica se debe expresar claramente todos y cada uno de los datos del contribuyente que entrega el comprobante fiscal.

En el supuesto de que el dueño del RFC con Homoclave sea una persona física, la longitud de la clave debe ser de 13 caracteres alfa numéricos. Sin embargo, al tratarse de una persona moral, el código será equivalente a 12 posiciones.

Recuerda que, para las personas físicas, se utilizan cuatro letras al principio: Dos que corresponden a su apellido paterno (la inicial y primera vocal interna), una que se relaciona al apellido materno y otra que se vincula con su nombre de pila.

A pesar de esto, las compañías privadas tienen otra conformación en la que únicamente se pueden usar tres iniciales de su nombre o una combinación de estas.

En el renglón del “Nombre” es necesario registrar la denominación del ciudadano u organización que da la factura.

Por ejemplo, Pedro López Ramírez o Almacenes Álvarez. En este segundo caso, se colocaría la denominación o razón social del contribuyente.

Dentro de la sección de “Régimen Fiscal” se debe dar a conocer, el sector en donde se encuentra dado de alta este contribuyente. Las diversas claves de regímenes fiscales se localizan en el catálogo que se publica en la página oficial del Servicio de Administración Tributaria. Supongamos que quien emite se encuentra dentro de la categoría del Régimen General de Ley de Personas Morales. Entonces, le correspondería la clave 601.

Como dato adicional te compartimos que la clave 603 se utiliza para las personas Morales no persiguen ningún tipo de fin lucrativo. Por su parte, la clave 605, corresponde a las personas físicas que se encuentran dentro de salarios e ingresos asimilados a salarios.

En la porción destinada para el “Receptor” se tiene que poner la información de la persona o empresa que va a recibir la factura electrónica.

Al fin, hemos llegado a la casilla que nos interesa y es que luego ya de mucho tiempo en el que hemos dado respuesta a la pregunta que es el RFC generico, arribamos a la sección en donde deberás colocar la clave que corresponda: XAXX010101000, para personas y/o empresas de origen nacional y XEXX010101000 para los extranjeros.

En el renglón de “Uso CFDI” hay que poner la clave “P01”, la cual significa nada más y nada menos que “por definir”. Los “conceptos” de la factura, deben expresar la información detallada de cada uno de los comprobantes que se hayan hecho en la modalidad de público en general.

Dentro de la sección “NoIdentificación” hay que escribir el número de folio o en su defecto el de la operación de los comprobantes con el público en general. Éste puede estar conformado desde un solo dígito, hasta un máximo de 20 caracteres. Por ejemplo 2824.

Generalmente, las autoridades fiscales señalan que en “Cantidad” el contribuyente debe colocar un valor igual “1”. Del mismo modo, en la “Clave Unidad” se recomienda que se ponga ACT”.

Recuerda que toda esta información que te estamos proporcionando, la puedes verificar las 24 horas del día, los 365 días del año si ingresas al portal oficial del SAT.

Ahí no sólo encontrarás estos datos, sino también guías que te ayudarán al llenado de otros formatos. Por si esto fuera poco, puedes pedir la ayuda de un asesor fiscal sin ningún costo comunicándote a la línea telefónica de atención o bien utilizando el servicio de chat.

El campo de “Descripción” es uno de los más sencillos de completar, ya que sólo deberá contener la palabra Venta.

En “Valor unitario” tal y como su nombre lo indica, se debe reflejar el subtotal del comprobante de operaciones con el público en general. En este sentido, las autoridades fiscales han dejado en claro en varias ocasiones que este número puede formarse de cero a seis dígitos.

Una cosa que se nos había olvidado mencionar es que si el tipo de comprobante corresponde a la categoría “I” es decir de Ingreso, este valor forzosamente tendrá que ser mayor a cero, para que la factura tenga validez oficial.

El “Importe” en este tipo de CFDI es definido como un valor que es equivalente al resultado de multiplicar la cantidad de artículos por el valor monetario. Esta operación deberá ser calculada automáticamente por el sistema que se utilice para la generación del comprobante. También se debe considerar el sondeo.

En este tipo de operaciones aritméticas, tampoco son válidos los valores negativos.

En algunas ocasiones, el contribuyente decide hacer un “Descuento”. Éste bajo ninguna circunstancia debe ser mayor que la cantidad total del importe.

Por su parte, “Nodo Impuestos”, se refiere al lugar en donde se colocarán los impuestos aplicables a cada una de las operaciones con el uso del RFC para el público en general.

Ahora bien, cuando hablamos de llenar la sección de “Traslado” nos referimos a que en ella se debe especificar los impuestos que se trasladaban directamente al cliente (como en el caso en donde se utiliza el IEPS).

Aquí hay varias cosas que se deben considerar como, por ejemplo, el uso de la base que se utilizará para calcular el impuesto, al igual que el tipo de factor que se usará. Por ejemplo, la tasa de interés.

Por último, tenemos el “Nodo Complemento” en el cual el proveedor de certificación de CFDI se verá en la obligación de anexar el Timbre Fiscal Digital que corresponda. En su caso, podrás localizarlo en el portal del SAT en la herramienta electrónica denominada como “Mis cuentas”

De igual forma, el “Nodo Addenda” de la factura 3.3, se usa para expresar las extensiones al presente formato que serán de utilidad para el contribuyente.

RFC Genérico
2 (40%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *